jueves, octubre 01, 2015

El PASO VITAL


Una de las emociones más perniciosas y  dañinas es el resentimiento, además de limitar a quien lo sufre, impide que la persona pueda crecer emocionalmente, restringe la libertad ya que te obliga a vivir literalmente dando vueltas a un ayer que lastimosamente ya se fue; revive intensamente emociones pasadas y te potencia la auto victimización provocando fantasmas que sólo llegan a lastimar en los recuerdos de algo que ya no es ni será.

La inmensa mayoría de personas han conocido el ámbito del resentimiento, porque lastimosamente han sido personas de la familia las primeras que nos dan razones para sentirla: padres egoístas, madres controladoras, hermanos crueles, parientes irrespetuosos, amigos interesados, jefes irrespetuosos, parejas controladores(as), y un sin fin de actores en el libro de la vida que nos ofrecen la cara más oscura cuando nos llevan a sus dominios de abusos y excesos emocionales. Y muchas veces nos quedamos con el silencio como testigo y el resentimiento como producto de una época de vulnerabilidad y dolor.

Lo realmente interesante es cuando pasas de victima a victimario y produces dolor a terceras  personas y eres quien termina creando esas emociones en seres que interactúan en tu camino, ¿Eres consciente del daño de algunas de tus palabras y actos? ¿Tienes una idea del dolor que has causado en el transcurrir de tus relaciones más importantes?¿Sabes quienes tienen resentimiento de la peor versión de ti mismo(a)? Es ahí donde empieza a florecer lo que yo llamo el "paso vital": Reconocer que somos seres relativos: en el campo emocional recibimos la peor versión de muchas personas y a la vez la ofrecemos de igual forma a otras que interactúan en nuestro destino lo que no nos hace inocentes siempre sino que usamos la inocencia ajena para descargar las injusticias recibidas.
|
El resentimiento muchas veces es producto de la historia cruel personal por ejemplo cuando abusan sexualmente de alguién, cuando una persona recibe la miseria emocional de una persona importante ya sea a nivel físico o a niveles familiares, cuando hay favoritismos dentro del seno familiar, cuando hay abandonos, cuando hay acciones de un padre o madre ausente, cuando una ex pareja falla o la infidelidad como tal, las razones pueden ser válidas y reales pero conservarla no, porque no se crece estando resentido, todo lo contrario retrocedes y te estancas.

Conversaba con alguién que me expresaba que si nos llevamos de lo que escribo entonces nadie avanzaría en la vida...¡Todo lo contrario la idea de mis escritos es ayudar a potenciar a quienes lo lean, independientemente del mensajero y de sus defectos lo importante es asumir el mensaje, y avanzar!. Avanzar significa entender que el resentimiento no nos ayuda porque no nos enfoca en limpiar la ropa sucia emocional, sigue ahí cada vez más pesada a medida vayan sumándose actores dentro de ese basurero lleno de resentimientos, entre más lo llenes más te destinas a vivir con dolor y mucho rencor, sufrirás mentalmente porque cuando esos pensamientos lleguen te van a doler y van a repetir eventos, situaciones y personajes que merecen quedarse en el ayer, es tiempo de limpiar esa ropa sucia y lavarla aunque en el proceso haya dolor, aunque te haga recordar un pasado que a lo mejor no merece recordarse pero sácalo para que puedas alivianar una vida dañada por tanto resentimiento, reconocer el sufrimiento vivido y el que has causado, perdonar y dejar ir tanto el que te dieron como el que diste, abrir ese ropero sucio y lavarlo con el perdón, suena difícil si  pero se hace fácil si piensas en la libertad potencial que vas a ganar al deshacerte de esos resentimientos innecesarios, vale la pena el intento.

Reconoce que has causado sufrimiento: y pide perdón a aquellas personas que quizás ya no estén y ofreceles un sincero perdón: imagínatelos y habla con esas personas: diles lo inmaduro que fuiste, que has crecido y que ahora reconoces que has cambiado y que perdonas a ese ser que eras y que les causó daño, por lo tanto les pides un sincero perdón; de igual forma ofrece tu perdón a quienes te dañaron, abusaron, causaron algún profundo agravio y déjales ir en paz, ya tu corazón no va a atesorar más ropa sucia en forma de rencor, de la misma forma que pediste perdón ahora tú la ofreces y reconoces a seres imperfectos y muy humanos que te dieron el camino amargo del dolor y el sufrimiento pero que ya a décadas, años, x tiempo transcurrido obtienen la libertad de tu perdón, has crecido, has madurado y deseas tu libertad emocional.

Yo ya lo hice, en ambos lados, ya perdoné y ya pedí perdón, en tu lugar favorito ya sea tu habitación en el silencio de la madrugada, hazlo y dejate llevar por la paz de ese sentimiento tan poderoso como lo es perdonar y ser perdonado, espero que este escrito te ayude a trascender, que puedas llegar al lugar de la paz personal, no importa tu edad, ni tu pasado, ni tu condición particular, siempre puedes eliminar al resentimiento de tu vida, sólo debes tener el valor de reconocer y tomar el paso vital anteriormente expuesto. Y tu vida será muy diferente a lo que ahora ha sido, habrás liberado la carga de esas emociones acumuladas y liberarás a otros de las que llevaron por ti, espero estas palabras puedan ayudarte, sinceramente desde la profundidad de mi corazón.

CON CARIÑO DEDICADO A CARMEN SIGARÁN
BENDICIONES A TODOS Y TODAS.

Salvador Ezequiel Méndez Barahona
@ezek71 (Twitter)

Ezek71@gmail.com
Publicar un comentario