sábado, octubre 10, 2015

¡TÓMATE UN CAFÉ CONTIGO MISMO!


De vez en cuando es buena idea invitar a tomar un café a alguien que después de todo no puede decirte que no... ¡Tú mismo! Si sientes que la vida se ha tornado un poco densa, las situaciones están bastante duras y tus ánimos parecen no estar de la mejor manera... Entonces vamos te explicaré cómo hacerlo y qué debes de plantearte dentro de ese café místico que quiero te des el tiempo de tomarte.

En primer lugar haz a un lado todo... ¡Si todo sin excepciones! Abárcalo sin que nada se te quede y englóbalo en un libro imaginario en el cual se van apuntando todas las cosas que te incomodan, que te hacen pasar por momentos difíciles y que por ende te hacen la vida muy dura. Nada debe de escaparse y lo englobarás en el imaginario libro que vas a poner al momento de disfrutar de tu tacita de café, el objetivo es recordarte lo vulnerable y paradójico que lo es todo, porque ello te representa la casi totalidad de situaciones que vives y que continuamente te ves inmerso, cuando te sientes en tu cafetería imaginaria debe de sentirse un ambiente acogedor porque a medida que abras las páginas del libro en cuestión no vas a dejarte llevar por las emociones que todo esto representa, al contrario vas a permitir que el ambiente sereno del lugar y el café sean testigos de tu ánimo de entender el porqué de tu necesidad de haber llegado a dicha cafetería: Es para descansar, es para interpretar y para finalmente liberar la carga emocional que has ido acumulando con el paso de tiempo.

Descansa a medida bebas tu imaginario café y siente que has logrado disminuir el peso que el contenido del libro te generaba con solo pensarlo, has comprendido que pase lo que pase: ¡Vas a salir adelante! "No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista" y este cafecito es en primer lugar para recordártelo, a medida el efecto relajante del café se apodera de ti entonces inicias el deseo de continuar por este metafísico encuentro contigo mismo.

Ha llegado el momento de interpretar qué cosas has hecho de forma errónea y porque no has podido aún superar mucho de las cosas que te abruman en el momento que bebes tu café, éstas a medida que pasaban las páginas del libro imaginario se iban haciendo muchas veces más hostiles contigo porque algunas te han acompañado ya por mucho tiempo, muchas de ellas has evitado enfrentarlas y se convirtieron en verdaderos pesadillas en tu camino, al no asumirlas y al no interpretarlas simplemente te envolvieron en su pesada carga, ya el café va más allá de la mitad y su efecto curativo ya ha empezado a notarse en tu pensamiento. Finalmente has abierto tu mente a observarte en lugar de observar, e interpretarte en lugar de interpretar a los demás con ello podemos llegar al último momento de nuestro imaginario evento.

Liberar la carga es asumir tu responsabilidad y buscar soluciones, que por más que tu ego derrotado te diga que no siempre hay, por muy ciegos que estemos siempre podrás abrir los ojos con honestidad, y aceptar algunas verdades de ti mismo que puedan dolerte, es tiempo de buscar la verdad dentro de tu zona de confort, ésta cuando la identificas puede que te duela y es normal has vivido acostumbrado(a) a ser preso de las fantasías y de las grandilocuencias de tu ego, pero en el fondo cuando sobrepasas esta máscara cruel y engañosa encuentras un ser que muchas veces se mete en situaciones por falta de humildad y de sinceridad hacia ti mismo(a), liberar tu carga es asumir tu responsabilidad sin buscar culpables y con humildad aceptar que mucho de lo que ese libro te mostró fue en parte producto de tu propia necedad y negligencia, cuando llegas a este punto tu cafecito ya se ha terminado, pero no sin sentirte mucho mejor y más aligerado dentro de la carga que aquel libro te representaba, ahora con una nueva conciencia te prometes regresar cuando sea necesario y lo mejor de todo es que siempre podrás regresar sin presiones ni remordimientos y siempre podrás tomarte un café en ese imaginario lugar.

Con mucha tranquilidad regresas a tu realidad no sin antes sentirte mejor por el viaje que hiciste al mundo metafísico de tu ser interior y ahora te prometes aprender y aplicar los conocimientos aprendidos, espero te haya gustado este ejercicio mental y que entiendas que puedes hacerlo cada vez que necesites aligerar tu carga interior.
BENDICIONES A TODOS Y TODAS.


Publicado en Listín Diario República Dominicana
En la VIDA sección Senderos
el 1 de Mayo del 2016
Salvador Ezequiel Méndez
@ezek71 (Twitter)
Ezek71@gmail.com


Publicar un comentario