viernes, febrero 14, 2014

43 VUELTAS



Cada año que cumplimos es una vuelta que damos a la rueda de la vida, sin darnos cuenta nos quedamos cada vez absortos que estamos viviendo y muchas veces nos creemos que no vamos de ninguna manera al lado opuesto a la muerte, de todas las cosas que debemos de afrontar la muerte siempre la tenemos callada… ésta nos puede alcanzar en el momentos menos esperado, en el momento que ese óvulo y ese esperma se unieron y formaron esa realidad física que eres tú nada era seguro, eras sencillamente potencialidad pura y lo único seguro es que algún día ibas a morir, que contradictorio: “Debemos de vivir el resto de nuestras vidas pensando que esa realidad oscura para muchos, liberadora para otros, misteriosa y desconocida para el resto es el motor del resto de nuestras existencias…”

Para tener una buena muerte debemos tener una buena vida, y es precisamente en los cumpleaños cuando pensamos con honestidad de nosotros mismos, el tiempo ese elemento que jamás se detiene y que nos hace cada vez mayores es la que mueve cada año las tuercas que nos hacen cada vez con más dígitos en nuestra edad, la muerte y la edad avanzan cada vez más y debemos de alguna forma considerar cómo marchan las lecciones aprendidas, las ignoradas y las que sencillamente reprobamos en la escuela de la vida, si hay situaciones que se repiten es tiempo de entender el porqué de esa repetición tan sistemática y recurrente, cada vida tiene un tema por decir que es con el cual debemos de enfrentarnos, para algunos es el abandono, para otros la pobreza, para otros relaciones abusivas, y así los temas cambian de persona en persona en un inmenso abanico de temas que solamente cada persona debe de enfrentar.

Hoy 14 de febrero de 2014 cumplo 43 vueltas de la rueda de la vida, en ella ha habido de todo: alegrías, sonrisas, realizaciones, metas cumplidas, llantos, tristezas, decepciones, aciertos, errores, amores, desamores, encuentros, desencuentros, paz, sufrimientos y miles de situaciones más que cada vida nos deja a su paso, es increíble pero es la sencilla verdad; si hiciéramos de nuestras vidas un libro encontraríamos mucho de esto, cada vida es diferente incluso hasta los gemelos tienen lecciones diferentes que aprender, porque la vida es una lección particular y a veces compartes con otras personas tus lecciones: tu familia, tus hermanos, tu familia cercana, tus amistades, tus relaciones amorosas y cualquier persona que tenga que acompañarte en el camino de la vida te hacen coparticipar de esas lecciones, ahora padre de 6 hermosos hijos e hijas, habiendo estando casado dos veces, y habiéndome en situaciones bastante dispares he aprendido mucho en la escuela llamada vida, siendo padre, hermano, amigo, estudiante, profesor, bueno, malo y miles de roles que nos toca vivir es sencillamente parte del todo de éste sueño de 70 u más años que nos toca vivir.

Ahora ya entrando a la mediana edad espero continuar como lo he hecho hasta ahora: me he caído pero me he levantado igualmente, sufriendo pero superándolo luego, conociendo cada área de la vida que me ha tocado vivir, acumulando sabiduría y sapiencia con el paso del tiempo, mi madre abuela que murió de 91 años siempre me decía que a medida creces también lo haces en conocimiento, y es cierto el yo de ahora no es el mismo de hace 20 años, la vida nos da siempre de todo y de ese todo nos hacemos de cada elemento necesario para crecer, por ello éstas 43 vueltas me dan tanto, a pesar de no estar en el mejor de los momentos es mandatorio abrirse al conocimiento que vamos adquiriendo, estamos en una rueda y en ella a veces nos toca la sonrisa y en otras la tristeza pero de ahí es que vamos madurando como personas.

Descubre la razón por la cual esa rueda empezó a girar y se convirtió en tu vida, todos tenemos una meta superior que cumplir, un objetivo de estar en este mundo, cada vez que te toque una rueda más recuerda porqué estás en este mundo, muy a pesar de las razones marginales nacimos para dar y recibir amor, para convertirlo en la gran protagonista de nuestras vidas, errores, tragedias y malos momentos siempre se superarán por el poder del mismo, tu alma es amor y es lo único eterno en este universo.

Dedicado a todas las personas que hicieron de mi rueda de la vida lo que… es un viaje interesante.

Salvador Ezequiel Méndez
Twitter: @ezek71
Facebook: ezek71@gmail.com
Publicar un comentario