miércoles, febrero 19, 2014

10 AÑOS



Hace 10 años un 19 de febrero del 2004 terminaba lo que fue mi primer matrimonio con casi 14 años terminaba el primer gran capítulo de mi vida, a pesar de lo destrozado que quedé y que en un primer momento las cosas no pintaban nada bien, un tribunal por fin dejaba claro que ya no iba a vivir con mis hijos aún pequeños por aquella época; finalmente los podría visitar sin una restricción y tendría libertad de comunicarme con ellos(as) ese era el gran logro de aquel momento, mentalmente lancé un decreto y dije “Voy a irme de éste lugar y no regresaré a vivir aquí más…” cosa que de hecho fue verdad, a pesar que todo el año 2004 fue en términos generales bastante duro y tuve que hacer muchas cosas para sobrevivir, me tocó caminar muchas penurias, a pesar de tener tres trabajos todo lo reunido entre los tres apenas alcanzaba a pagar mis necesidades, así fue fluyendo el año hasta que a mediados de ese año y gracias a estar en un grupo que se llamaba “almas gemelas” pude conocer a la que fue mi segunda esposa y madre de mi última hija Rosa Dennis, de ahí para acá fue otra historia, marcada por muchas cosas, entre buenas y malas, entre risas y llantos y entre la felicidad y la tristeza, perdí a mi madre-abuela un 13 de abril del año 2008, y de ahí en adelante las cosas jamás volvieron a ser las mismas.

Estos 10 años podría decir que son los más intensos de mi vida, salí de mi país El Salvador y me mudé a vivir en República Dominicana, de ahí en adelante pude rehacer mi vida, inicié una nueva familia, y con todo sus altas y bajas pude finalmente reunirme con 4 de mis 5 hijos, así es como me sorprende ésta fecha tan significativa, la situación paradójicamente es la misma atravesando una separación dolorosa, sin ánimos, y destruido interiormente por lo que fue otro matrimonio que llegó a su fin, 10 años en los que fui padre por última y sexta vez, 10 años en los cuales pude terminar mi carrera de derecho, en la que finalmente pude convertirme en profesional de algo que sentía que me gustaba mucho, empecé a escribir en un periódico con temas que me parecían de mucha valía a pesar de no reportarme beneficio económico alguno, aparecieron personas que debían aparecer algunas para darme cosas, otras para ofrecerme lecciones, otras para quitarme y así la danza de la vida ha seguido sin detenerse, veo con nostalgia las fotos que he coleccionando a través de todo este periodo porque soy muy ávido a las fotos, pero ni modo esas son las constancia que he vivido y mucho, a pesar de mi tristeza interior es así he tenido la dicha de vivir y lo he hecho de una forma plena como debía ser.

Ésta década es una de las épocas más importantes de mi vida, en ella he crecido como persona, he avanzado en el camino de mi destino, he soñado, de ganado, he fracasado, he amado y he sido amado, he encontrado y a la vez los desencuentros han salido a mi camino, ha sido toda una aventura el estar vivo, el poder haber cumplido 43 años hace unos días atrás, recuerdo que cuando cumplí 33 me dije a mí mismo:  “Algo importante debe pasar en mi vida y fue así” así se fueron de mi camino muchas personas: mi hermano Carlos, mi primo Wilfredo, mi amigo: Bienvenido, a mi suegro Areol y mi cuñada: Ariela, y muchas personas que se fueron marchando hacia el destino de las almas, en éstos años perdí la persona más compasiva e importante de mi vida mi abuela-madre Rosa Méndez y así conocí la perdida de seres queridos, 10 años que me seguramente marcaran el resto de mis días, llegó y se fue la segunda señora de Méndez, y quedó de nuevo la plaza vacante, no sé si podré estar escribiendo en el año 2024 un nuevo artículo parecido a éste pero si lo logro veremos que tengo por escribir en el interesante e intenso libro de mi vida.

¡Gracias a todas las personas que me dieron tanto en estos 10 años!

Salvador Ezequiel Méndez
@ezek71 Twitter
Ezek71@gmail.com
Publicar un comentario