viernes, febrero 21, 2014

EL EXTASIS DE LA LÓGICA Y LA RAZÓN



El gran debate racionalista es racionalizarlo todo, encontrar mediante la ciencia y la lógica una explicación científica… ¿Cómo explicar el alma, un milagro, una transformación espiritual, una persona que se ilumina de forma marginal (instantánea), una curación a una persona que está desahuciada por la ciencia, personas que están en una tremenda depresión que la ciencia médica y de repente en contra de todo pronóstico se sanan y superan sin medicinas su situación , cómo explicar esos 21 gramos que toda persona cuando fallece pierde de forma inexorable, personas que han estado en situaciones cercanas a la muerte incluso personas declaradas muertas por cierto tiempo y sus cambios espirituales de sus vidas posteriormente?

No hablo de la creencia o no de un Dios, porque ese es otro debate, hablo del imperio de la lógica y el raciocinio, o sea que si no lo veo no lo creo… ¿El amor si lo has sentido cómo lo vas a racionalizar si no hay nada en éste mundo que la ciencia y la razón pueda explicar en términos racionales y científicos, el amor es algo indefinible que sin embargo existe? El gran científico Nicholas Tesla dijo una vez: “No necesitas creer en la electricidad para ver sus efectos independientemente a tu creencia sencillamente existe, independientemente a su definición científica y racional es una realidad y no necesita de ellas para existir.” Lo mismo digo que el mundo desde la perspectiva marxista no es absoluta no todo es el reflejo de una realidad objetiva: ese sentimiento que sientes o has sentido no se enrola en ese concepto, no hay nada en este universo que pueda definirla y ponerla en el mundo objetivo que me defina y refleje al amor. Por ejemplo no tienes que creer en la gravedad para sentir sus efectos, no necesitas fórmulas avanzadas matemáticas para estar bajos sus efectos, sencillamente estás dentro de ellas y sin más parsimonia existe sin nuestra concepción ideológica ni de nuestras creencias.

La lógica muchas veces falla, cuando una persona cree que el universo es un accidente cósmico y que el azar es quien mueve de forma malévola nuestras vidas hay una concepción parcializada de la misma, nuestros pensamientos repetidos y nuestros deseos son las energías que mueven dentro del mundo lógico y racional nuestras vidas, materializamos todo aquellos que nos enfocamos en creer y en contra de toda lógica y racionalidad terminamos viendo aquello en lo que nos enfocamos , el mundo espiritual no puede ser explicado en términos racionalistas porque los sueños mismos no se rigen por nada de nuestra realidad material, en ellos podemos volar, podemos ver a personas fallecidas, podemos regresar a cualquier momento de nuestras existencias, podemos repetir un momento y hacerlo a nuestros deseos y hacer lo que nos de la regalada gana, tienen su propia lógica y razón diferente a la de esta realidad objetiva, los sueños son parte de nuestras vidas y muchos de ellos han motivado a personas a realizarlos en el mundo material, el hombre soñó que podría volar y lo hizo, que saldría de este planeta y estaría en el espacio y lo hizo, en fin tantas ideas que comenzaron en los territorios oníricos terminaron siendo realidad en nuestro mundo.

Muchas ideas revolucionarias tuvieron incluso que luchar contra la lógica y la razón las cuales con sus limitadas percepciones impedían que personas lucharan por conseguir sus más íntimas convicciones: personas que desafiaron el “establishment” (las ideas aceptadas y generales) para lograr realizar cosas que ahora vemos como normales:  el bombillo eléctrico, la electricidad, los carros, los aviones, los hornos microondas, la computadoras, el internet, los teléfonos celulares, los “smartphones”, y miles de cosas que el hombre ha inventado, tuvieron que robarle al éxtasis del racionalismo sus más hondas contradicciones y le arrebataron la razón a la lógica misma logrando tantas cosas que ahora el hombre simplemente usa sin pensar el largo camino recorrido, el gran Albert Einstein una vez dijo: “cuando el hombre se abre a una nueva idea éste jamás vuelve a su estado original ” y “La imaginación es más importante que el conocimiento” con la cual nos daba una idea de lo importante que es imaginar para realizarlo en el mundo material con sus leyes, limitaciones y por su puesto con su lógica y su razón.

No estoy en contra de la lógica ni de la razón pero no baso mi vida en sus territorios, tengo un alma que va mas allá de sus dominios, y una mente que también puede realizar cualquier empresa que desee, mis emociones no están en una parte de mi cerebro solamente, porque existen en esa parte de mi que también imagina, sueña y vas más allá de la realidad que puede “transformar” la realidad objetiva, aunque los científicos hagan un examen exegético de lo que digo, no lo compruebo por dogmas ni imposiciones, sino con mi experiencia misma y por la de otros que “imaginaron” y fueron más allá de la lógica y la razón inventando muchas cosas que ahora tenemos, el éxtasis que nos da la lógica y la razón es convincente pero el espíritu humano es “trascendental” y va más allá de las limitaciones y conquista con amor y determinación cualquier meta que se propongan.
       
         Me despido con una frase del gran maestro Albert Einstein: “Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos.” Para que entendamos esa realidad que solamente abriéndonos a la realidad metafísica podemos alcanzar y disfrutar.

Salvador Ezequiel Méndez
Twitter @ezek71
Ezek71@gmail.com
Publicar un comentario