martes, marzo 03, 2009

EN BUSCA DE UNA  NUEVA CONCIENCIA

En el mundo moderno existe una tendencia paulatina por buscar el bienestar económico y por la idea generalizada que el dinero es el fin a perseguir: todo aquello que el dinero puede dar es puesto en el pedestal tal como bienes, prestigio, poder y todos los servicios que se pueden adquirir, el dinero se ha convertido potenciado por el consumismo predador en el dios moderno, las personas llegan hasta el extremo de matar por él, de desconocer familia, seres queridos y de cometer barbaries en busca del eterno dinero, y la contradicción una vez cometida la falta éste se les va de las manos como agua y es muy poco lo que llegan a disfrutar.

Pero como discutíamos en una clase sobre las razones que potencian éstas actitudes está la falta de valores en el seno básico de las personas, ya sea en el círculo familiar y en el de sus seres más cercanos, los valores han quedado en desuso en pos de una sociedad más permisiva moralmente hablando, los valores que un día eran muy duros y irreflexibles pasaron a ser olvidados en su totalidad, a éstos les hacía falta una evolución apropiada y eliminar aquellas prácticas que eran inadecuadas, simplemente las personas que vieron en el consumismo una mejor opción dejaron que los valores se fueran erosionando poco a poco en la sociedad.

Ahora encontramos personas extremadamente inteligentes que terminan carreras universitarias y que construyen un prestigio muy alto, llegan a la máxima de consumir Maestrías, Doctorados y levantan un halo de respeto a nivel académico impresionante, pero a nivel ético son realmente un show triste de hedonismo, egoísmo y de falta de sensibilidad increíble, no digo que todos sean así pero un gran número de personas de todas las carreras y profesiones son infectados por éstas actitudes, de qué les sirve todo el conocimiento si como personas dejan mucho que desear, actúan con un nivel deshumano y ocupan su poder para obtener todo lo que quieren a base del detrimento de aquellos más desprotegidos y marginados, su aspecto académico queda eclipsado por su aspecto ético y sin darse cuenta son sencillamente producto del consumismo insensible y predador.

La ética es importante en todas las áreas del ser humano, y todo aquel profesional que la ignore corre el riesgo de perder toda una vida por la falta de actitudes moralmente correctas, en un mundo en donde la maldad cabalga a paso rápido, y la tentación de venderse como producto en donde muchas personas quedarán a merced de ello, un ser humano debe de tener valores para darse valor en la sociedad misma, no depende de sus ideas religiosas ni políticas, ni mucho menos de su cultura, depende de permitir que los valores resurjan en el seno de la base familiar, para construir personas morales y profesionales éticos, que tanta falta nos hace como sociedad.
Ezequiel Méndez
Email: salvador@ezequielmendez.info
http://ezequielmendez.info
Publicar un comentario