domingo, octubre 18, 2009

Limpia tus sandalias...

LIMPIA TUS SANDALIAS

Me acuerdo que hace unos años cuando pasaba por un momento turbulento de mi vida, un gran amigo me hizo una recomendación que aún suena en mi recuerdo: “cuando no te quieran, cuando ya no te amen, no olvides que existen miles de personas dispuestas a darte amor a manos llenas, así que quítate las sandalias y límpialas, y busca otro camino” con este consejo tomé un rumbo nuevo, ahora a casi 5 años de ese consejo, puedo afirmar que es cierto, cuando una persona decida no amarte debes de darle su libertad, nadie está en la obligación de amarte, éste es un derecho que cada quien tiene la libertad de otorgar, es una opción y aquellos que afirman no desear amarte lo mejor es dejarlos que busquen su propio camino, aunque suene duro pero es la simple verdad.


¿Qué ganas atando a alguien que ha manifestado que ya no eres alguien que tiene la mayor prioridad?, nadie tiene el derecho de ningunearte ni mucho menos herirte en el proceso de manifestártelo, muchas veces el corazón herido se niega a aceptar cuando una relación ha llegado a su final, y por necedad o por pura negación muchas personas siguen esperando a que esa persona te de migajas de cariño, cuando en realidad existen miles dispuestas a darte amor de forma infinita, esa fue la perspectiva que me costó muchos años en entender, pero cuando lo logré en realidad fue reconfortante saberlo, porque finalmente pude caminar en el siguiente paso en mi vida, de una forma u otra pude crecer como alma y he llegado hasta éste momento en que estoy escribiendo este artículo.


Limpia tus sandalias de aquellos que afirman no amarte, no mereces que nadie te desprecie de esa forma, no tienes por qué conocer la miseria espiritual ajena, tú eres importante y nadie puede poner en duda esa realidad, es mejor que entiendas que no todo las personas van a amarte ni le vas a caer bien a todo el mundo, así que ellos tienen el derecho a sentir lo que les da la gana de sentir, por ello aquellos que te demuestran o verbalizan que no te aman, déjalos y vete, limpia tus sandalias y si te toca interactuar con ellos hazlo ignorando lo que sienten porque ello te libera a ti de sus cargas emocionales, existe todo un mundo esperando a qué te abras a la posibilidad de encontrar a  alguien que te ame sin ataduras, sin restricciones, y es ahí donde tu  alma debe de llegar, y si aceptas que nadie tiene derecho a despreciarte entonces entenderás la profundidad de mi mensaje, yo lo hice, y no niego que fue duro, que mi corazón le pasaron una lija y lo patearon de eso no hay duda, pero de la misma forma encontré a alguien que supo darme amor de forma infinita y me dio la oportunidad de volver a sonreír y de sentirme amado, también de eso no cabe la menor duda, por ello te recomiendo que si pasas por un momento así, limpia tu sandalias y márchate con la frente en alto.


Dedicado a Eduardo Guatemala


Ezequiel Méndez
http://ezequielmendez.info
Publicar un comentario