lunes, mayo 25, 2009

Tu misión vital

DESCUBRIR TU MISIÓN VITAL

El descubrir el camino propio no es una tarea fácil, porque implica aceptar la responsabilidad propia, partir del supuesto que todo lo que hemos hecho aunque tengamos la percepción que nos ha venido de una realidad externa en bastante proporción hemos sido nosotros mismos quienes la hemos creado; una persona me preguntaba: ¿cómo descubrir tu misión en la vida?, yo le respondí: “que lleva un arduo proceso de introspección”, la cual no es ni fácil ni rápida, para ello debemos de partir de la premisa que todo lo que nos pasa es porque nosotros tenemos la total responsabilidad sin excepciones, de lo contrario habrá un algo o un alguien capaz de gobernar tu vida, lo cual no es cierto, es cierto que existen personas dispuestas a hacer de tu vida una parsimonia de miseria pero está en ti en aceptar la miseria ajena, al fin y al cabo eres tú y sólo tú quien construye tu destino, encontrar tu propósito no es difícil porque siempre hay algo con lo cual te identificas como algo que eres no algo que haces, muchas personas soñaban de chicos a ser un gran doctor y terminaron siéndolo, es como el sueño más recurrente en los sueños vívidos de la niñez, en mi caso siempre me vi a mi mismo como un escritor y en realidad es algo que siempre he sido un escritor a pesar de haberme enfrentado a la burla y la mofa de mi propia familia y familiares cercanos, ahora una de ellas quien más se burlaba de mis poemas de juventud paradójicamente se terminó casando con un poeta de mi país ¡qué pequeño y sabio es el destino!, otras de las cosas que siempre me ha gustado es enseñar a pesar de no tener estudios avanzados en pedagogía mi experiencia como profesor de idiomas han sido de lo más pedagógica y de ello está los miles de alumnos que en mis casi 20 años de profesor tengo en mi currículo y que ellos pueden dar fe de lo que escribo, tu misión es algo que eres no algo que haces, esa es la faceta que debe de ver en ti mismo, en un primer término.

Si por ejemplo existen personas que tienden a ver con menosprecio lo que haces no debe de ser razón para no continuar con ello, yo mismo he visto como mi propia familia siempre han visto con desmerecimiento mis escritos los cuales tienden a darles el epíteto de “astralidades”, pero ello no ha mermado mi deseo de escribir ni de saber que habrá alguien afuera de mi conocimiento que talvez pueda recibir una ayuda necesaria con algún escrito de mi autoría, siempre he dicho que no importa el mensajero ni quién sea ni qué haga sino que lo que importa es el mensaje, a veces de forma accidental puede llegar a la vida de alguien que tal vez pueda necesitar un escrito mío en el momento exacto y en el instante preciso, tu misión es abrirte a lo que sabes que haces sin mayor esfuerzo y que fluye de ti de la forma más abundante, y paradójicamente esa actividad te da más satisfacción que retribución económica, imagínate a alguien que no le gusta lo que hace y vive de forma miserable de igual forma imagínate a la misma persona haciendo lo que ama hacer y verás que lo primero atenta contra la naturaleza interna de la persona pero en la segunda es la expresión misma de ella he ahí lo que tu misión significa, es permitir ser lo que naciste para ser, y eso sólo tú y tu corazón pueden saber, descubrir tu misión en ésta no vida no es difícil si eres sincero contigo mismo y partes detrás de algo que aparenta ser imposible pero no para tu espíritu, el cual siempre ha sabido que ahí reside tu verdadera esencia como persona, la cual es tu verdadera identidad, tu misión te espera a que la hagas una realidad de eso no hay duda, sino pregúntales a personas como Madre Teresa, A Gandhi, A Nelson Mándela, Diana Spencer, Bob Gendolf (creador de Live Aid, y We are the World fundation), y miles de personas que han dejado que su misión les lleve adonde nunca se imaginaron, algunos de ellos ya no están en este plano pero su misión aún brilla entre nosotros los simples mortales que estamos tratando de encontrar esa realidad para ponerla en práctica antes de terminar ese sueño de 8 o más décadas que tenemos para llevar a cabo nuestra misión. 


Ezequiel Méndez
salvador@ezequielmendez.info
http://ezequielmendez.info
Publicar un comentario