lunes, abril 13, 2009

La espiritualidad desde otra perspectiva

LA MAGIA DEL ESPÍRITU


“En cada pequeño paso, hay un avance; en cada caída que experimentes hay un momento hermoso casi divino que te permite levantarte y volver… esa es la magia del espíritu, de lo contrario no hay crecimiento”. 

Si vivimos al margen de esta verdad vivirás siempre pensando que la vida es el resultado de un accidente cósmico, y que todo el universo conspira para hacer de tu existencia una experiencia miserable y dramática, a mayor es la lamentación aún más grande es la emoción de sufrimiento que sientes, parece interminable y puede llegar a cubrir ese pequeño lapso de existencia en la cual tu vida se desarrolla, lo primero que hay que tener en cuenta es que estas en éste plano para aprender, que los errores serán tu mejor velero para guiarte al desarrollo de tu alma, que la vida no puede desperdiciarse en ser un magneto lleno de negatividad, que el ánimo debe de ser de levantarse millones de veces si es necesario a cuantas caídas encuentres en tu destino, la vida es una bendición y como tal por adversa que sea vale la pena vivirla.

Cada pequeño logro que llegas a realizar es un avance aunque no lo sepas distinguir, muchas veces la vida es la suma de pequeñas realizaciones y muchas de ellas son en los aspectos más insignificantes: cuando lograste aprender a manejar una bicicleta, cuando pudiste aprender a leer, cuando aprendiste a manejar un carro sin ayuda, cuando pudiste caminar de pequeño, todas esas experiencias nos encierran grandes lecciones, tu espíritu pudo vencer la adversidad que en ese momento experimentabas, eso fue y sigue siendo un pequeño gran logro porque de ahí en adelante otros retos  mas complicados se fueron perfilando en tu vida y así fuiste conquistando cada prueba que se fue poniendo en tu camino, los pasos por pequeños que sean son pasos y vas elaborando tu propio camino personal, y aunque hayan habido caídas también te ayudaron a estar en éste preciso momento y en éste preciso lugar.

La magia del espíritu es tu motor primordial porque te permite levantarte de todas esas calamidades que te toca encontrar, las tragedias personales, las adversidades que tanto aparecen, las desgracias que tanto marchitan el camino de la vida, todo ello son experiencias que ayudan a levantarte en el momento que fuere necesario, son las lecciones que te ayudan a crecer y que potencian tu alma, esa parte adimensional de ti que resume tu parte más íntima y superior es en realidad la parte que más golpes lleva, cuando muere un ser querido, cuando termina una relación importante, cuando un proyecto personal cae desafortunadamente, cuando experimentas una tragedia económica, y miles de etc., es cuando entras en contacto con esa magia que te dije al inicio, es la magia que te permite volver a levantarte, que te permite enjugar tus lágrimas y limpiar tu espíritu, es el ánimo que te deja volver a florecer cuando estabas interiormente marchito, es cuando entiendes que puedes volver cuando estabas totalmente ausente, es levantarte y volver, muchos hemos pasado por ese camino y hemos podido contarlo, muchos quedan caídos y jamás vuelven, por ello te digo, si tu alma puede levantarse y volver, has logrado el mayor de los logros, eres un alma fuerte y un espíritu sin fin.


Ezequiel Méndez
salvador@ezequielmendez.info
http://ezequielmendez.info
Publicar un comentario