domingo, mayo 31, 2009

ROMPE EL ESQUEMA

ROMPE EL ESQUEMA

He vivido casi 4 décadas, de las cuales mucho años los he perdido pensando en lo que hice o deje de hacer en el pasado, debido a la inmediatez del mismo solemos recordarlo constantemente, muchas personas incluso no pueden superar las secuelas de un pasado problemático y traumático, todos tenemos una historia que contar, secretos que guardar, sufrimientos que esconder, situaciones por afrontar, heridas por sanar, un pasado que enfrentar en el presente, en cada día y en cada instante de la vida; por ello he querido extender el mensaje que creo es el más importante: “Rompe el esquema”, deja de pensar en un pasado que ya se fue y no regresará por más castigos que te autoimpongas, empieza a observarlo con deseos de aprender todo aquello que en tu presente te sea beneficioso, defínete como un alumno dispuesto a sacar el mayor provecho en tu paso por este mundo, deja de criticar incluso esa que lanzas contra ti mismo, deja de desmerecer el recibir un mensaje no te debe de importar el mensajero sino el mensaje el cual abre tu corazón para recibirlo con humildad, acepta todo aquello que te has negado a afrontar, si has hecho daño asúmelo con responsabilidad y pide perdón aunque sea de forma mental, si lo has recibido de igual forma perdona a aquellos actores en la obra de tu vida que no fueron ni bondadosos ni comprensivos merecen irse de tu vida con tu perdón, así de sencillo.

Libérate de aquellas cargas que se han acumulado en forma de resentimiento, ira, rechazo, adversidad, animosidad y cualquier forma de energía negativa que de forma residual te recuerda y conecta con esas emociones de rencor, es tiempo de vaciar todos los recuerdos que no hacen más que lastimarte, aprende a comprender el porqué de todo aquello que te sucedió, qué había por aprender detrás de las aparentes desgracias y tribulaciones, esa es la verdadera libertad la que nace de tu interior y te ayuda a liberar tu entorno y el camino de tu vida; es tiempo de dejar ir todo aquello que ya no te es necesario, aunque tal vez nunca lo pudiste entender lo importante es sacar el aprendizaje necesario para no volver a repetirlo, esa es la mayor lección de un alma, aprender de sus circunstancias de vida y crecer en el proceso, no sólo envejecer y tener más experiencia, sino aprender a ser más sabio y aprender para no repetir los errores más vitales, rompe el esquema y aprende, esa es la lección más profunda en el sueño de unas cuantas décadas que debemos vivir.

Ezequiel Méndez
salvador@ezequielmendez.info
http://ezequielmendez.info 
Publicar un comentario