domingo, abril 05, 2009

Un minuto para el alma...

CAMINANDO CON EL VIENTO

Las experiencias tanto positivas como negativas esculpan el carácter de las personas, pero cuando el viento sopla a tu favor las personas suelen desarrollar sus vidas con mayor facilidad, pero cuando el viento suele estar en contra lo mejor que se puede hacer es simplemente caminar con el viento, lo escribo con honestidad eso significan muchas cosas, una de ellas es aceptar que las adversidades siempre van a estar ahí de forma activa o latente, y no por ello dejaremos de estar recibiendo nuevas experiencias, siempre encontraremos un río a favor o en contra pero será más importante cómo aprendes a lidiar con ése río, de ello se trata en realidad eso que llamamos vida, se trata de crecer sin importar los giros y las situaciones que encontremos en ese pequeño pero álgido camino dentro de la existencia.

Aceptar que independientemente de lo que opinemos siempre tendremos adversidades de toda índole y de todas las posibles variantes, de la misma forma siempre tendremos bonanzas y alegrías, y siempre viviremos momentos prósperos y momentos de crisis, y en medio de esos intervalos estaremos siempre pululando hasta experimentar unos de los extremos previamente mencionados, la vida es volátil y llena de misterio el encanto es saber aprovechar al máximo los conocimientos que vamos aprendiendo de lo contrario nuestro precioso y limitado tiempo será desperdiciado y ojo no se recuperará hasta que vuelvas a cometer el mismo error que es a la larga lo que debemos de aprender.

Caminar con el viento es aceptar que somos seres perfectibles y en ese proceso cometeremos toda clase de errores, pero todo dependerá de qué tipo de estudiante eres ante una adversidad, si tienes la suficiente fortaleza para aceptar cuando cometes hechos que con poca inteligencia te hace caer en escenarios adversos o si tienes la suficiente fuerza interior para levantarte de las caídas más grandes dentro de tu destino, todo dependerá de la perspectiva con que abordes la vida, estamos en realidad para aprender del viento que muchas veces soplará a tu favor otras veces serán verdaderos huracanes con los que te tendrás que afrontar, pero al final siempre estarás tú el capitán del velero llamado vida, esa que se te ha dado para manifestarte en éste universo, en éste mundo y en tus circunstancias.

Reflexiona acerca si el viento ahora sopla a tu favor o en contra, y verás que siempre te tocará con el maestro viento, y soplará de acuerdo a tu necesidad interior, y de ahí verás que podrás lidiar mejor con los eventos que te toquen enfrentar, hace un año mi madre murió y el viento sopló con toda su fuerza poniendo a mi vida en situaciones muy extremas, pero entendí que eso era para crecer como alma, y agradezco al maestro viento porque en ese mismo viento aprendí, crecí y supe salir adelante.
En memoria
A un año de tu partida
Amada madre. Abril 2009

Ezequiel Méndez
salvador@ezequielmendez.info
http://ezequielmendez.info
Publicar un comentario