miércoles, noviembre 26, 2014

DÉCADA



Un día como hoy pero hace una década emprendía el viaje más fascinante de toda mi vida, dejaba mi país y viajaba lleno de ilusiones, alegre, y sin saber todo lo que la vida iba a sorprenderme, en ello conocí a mi hija menor, pude finalizar mi carrera universitaria y un nuevo matrimonio que por casi 9 años fue el referente de esa nueva vida que inicié exactamente hace 10 años; dejaba una historia y a 5 hijos e hijas producto de mi primer matrimonio, dejaba los sueños rotos del pasado y empecé desde ese momento a construir nuevos en el proceso, aunque esos hijos e hijas en el devenir de los años volvieron a estar juntos conmigo tuve que vivir y mucho e intensamente el segundo gran capítulo de mi vida, me parece gracioso como avanza el tiempo y como se van diluyendo los grandes paradigmas personales del pasado, ahora con mis 43 años he vivido intensamente y a la vez he crecido como persona.

Esta hermosa isla me adoptó y me ha dado muchas cosas buenas, alegrías y he realizado muchas metas que en el pasado eran el referente muy ausente de mi vida, he logrado y mucho en estos diez años en los cuales pude encontrarme a mí mismo, aprendí a ser independiente y enfrentar la vida sin nadie que resuelva tu vida, aprendí a sobrellevar las emociones tristes y a convertirlas en un sonrisa, me enfermé y estuve a un paso de quedarme en una silla de ruedas y pude convertir toda esa gran desgracia en una de las mejores oportunidades para conocer mi fortaleza interior, muchas personas aparecieron en el camino dándome compresión y amor a manos llenas sin esperar nada a cambio en esos oscuros momentos, cuando en realidad pocos y pocas se acordaron de ni siquiera visitarme ahí pude conocer a mis verdaderos amigos y amigas los cuales estuvieron en mis momentos más delicados dándome desde un simple saludo a acompañarme cuando estuve prostrado en una cama por meses olvidado y enfermo.

Mi hija mayor pudo terminar con el reto de una carrera universitaria; después de esa despedida hace 10 años 8 años después pude estar reunido con 4 de ellos y pude volver a sonreír y sentirme completo después de años de sentirme despedazado y vacío cuando tenía que afrontar otra familia sacrificando a los propios con esa gran ausencia que produjo mi adiós, aprendí que pase lo que pase nunca hay que sacrificar a los que de verdad amas porque no sabemos cuánto tiempo tenemos ni cuándo será el tiempo de las despedida final… en éstos diez años perdí a mi madre-abuela y a mi hermana mayor ambas hicieron la titánica tarea de criarme y educarme cuando era un niño y me dieron lo mejor de sí mismas a pesar de sus limitaciones y errores que todos y todas tenemos como humanos imperfectos que somos.

Crecí y finalmente pude aprender a apreciar las pequeñas cosas que la vida te da envuelta de tragedias y desgracias, muchas personas se fueron del camino de la vida y me dieron y enseñaron muchísimo, una década llena de mucho y de tantas cosas que no puedo enumerarlas, agradezco a quienes me dieron tantas lecciones y pido perdón a aquellas que de alguna forma agravié en estos años, es tiempo de agradecer desde el corazón a quienes me dieron tanto sin esperar nada en estos hermosos años en especial a quien fue mi segunda esposa a quien debo estar en estos lugares y sin quien posiblemente este capítulo nunca se hubiese escrito: ¡Gracias Wendy Susana sin ti esta historia nunca se hubiese escrito, quizás por las dificultades de la vida nunca pude expresamente agradecerte lo mucho que me diste sin esperar nada… hoy diez años después te doy mi más profundas gracias desde el fondo del corazón por haberme cuidado y darme tanto amor por todos estos maravillosos años! A todos aquellos que hicieron de mi camino más especial y sencillo de transitar. A la vez quiero agradecer a mi hija menor Rosa que pudo con su sola presencia mitigar la soledad de aquellos primeros años cuando me sentía tan distante de mis hijos e hijas, con su nacimiento se abrieron tantas cosas hermosas que ahora precisamente cada fin de semana cuando compartimos entiendo tu misión de darme tanto amor a través de tantos años, gracias a todos y todas por esta década tan interesante y hermosa que definitivamente cambió mi vida para siempre.

¡GRACIAS A TODOS Y TODAS QUE HAN SIDO PARTE DEL LIBRO DE MI VIDA EN MI CAPÍTULO ANTERIOR COMO EN ESTE QUE RECIÉN TERMINA DE CELEBRAR SU PRIMERA DÉCADA!


Salvador Ezequiel Méndez
ezek71@gmail.com
Publicar un comentario