domingo, junio 29, 2014

UN AÑO



Hace un año era un día sábado, recuerdo que era muy soleado, como cualquier día caluroso de Junio en República Dominicana, no sabía a lo que iba a enfrentarme en esos doce meses que iban a seguir, mi vida comenzaría a dar un giro como nunca antes; incluso en el 2004 cuando cambié de país e inicié una nueva vida no tenía la idea que sería de nuevo reiniciar mi camino y recomenzar desde cero.

El aprendizaje, las personas, las lecciones que tuve que vivir han sido las más profundas y mejores, incluso una persona que me dijo sin mayor aditamentos: “no estás preparado para iniciar una nueva relación porque no has sanado la anterior” y obviamente me hizo a un lado con todo el dolor que me significó ese momento fue en realidad grandes lecciones que me hicieron crecer, ahora que aprendí a amarme, a darme respeto y tener más fortaleza interior dicha persona ahora vive una nueva relación ignoro si es feliz pero me enseñó a entender la felicidad por medio de un rechazo tan profundo, y puedo decirlo con honestidad ahora he superado no solamente ese rechazo doloroso de ese momento sino el evento en el que se dio, tenía razón cuando de verdad has pasado por el momento de un duelo sano y que te permita recomenzar puedes iniciar una nueva relación, muchas veces las cosas deben de darse cuando estés realmente preparado para continuar tu camino.

No solamente viví el rechazo sino que aprendí a vivir solo, a valorar estar en tu propio espacio, a  entender que en la soledad hay mucho que aprender, cuando has pasado por una persona que no aprecia esa joya que eres debes de iniciar a entender el valor que tú significas independientemente que alguien te valore o no, así de sencillo; la soledad no significa que sea mala sino todo lo contrario es una prueba para aprender a valorarte, para aprender a entender tus errores y las cosas que en el pasado evidentemente hiciste mal. Es como una prueba para entender las cosas que debes cambiar en ti para mejorarte como persona, como padre, como pareja, como amigo, todas esas áreas debes de interiorizarlos y asumir lo que debas de cambiar en tu presente, para abrirte a una futura relación y no repetir viejas lecciones.

Aparecieron hermosas personas que me dieron amor desinteresado a dos manos, que me ayudaron a seguir en mi camino, tuve la dicha de tener amistades que me dieron mucho más de lo que yo les di a ellos y ellas, fueron almas compasivas que me dieron no solamente amistad sino una mano en la cual sostenerme cuando estaba destrozado y desanimado, me ofrecieron palabras que me ayudaron a levantarme cuando no podía literalmente ni caminar (tenía un problema de mi espalda que no me permitía caminar y estaba cojeando debido a una hernia discal) fueron tantas que me sorprendo de la calidad humana que aparecieron en mi camino, personas humildes que dentro de su humildad me enseñaron a valorar las pocas cosas que la vida me ha dado de forma material, en estos meses cambié y mucho no solamente dejé las perspectiva de la “victimización” sino que aprendí a centrar mi vida en mi propia responsabilidad, a luchar con mis demonios internos, asumir el control emocional y espiritual de mi vida y a responsabilizarme de mi existencia.

Un año que me dio mucho más de lo que en realidad supe entender, ya no lo veo en términos de lo que perdí o se fue de mi vida, sino que lo veo en términos de lo que aprendí y de lo que he sumado a mi vida, aprendí el mayor amor de todos: “EL AMOR POR TI MISMO”  y por lo tanto paso a paso aprendí a ser un mejor ser humano, a darle a mis hijos e hijas lo mejor de mí, y con ello poder abrirme a la posibilidad de amar de nuevo, he crecido y ese “viejo yo” que quedaba herido y destrozado ya se fue para siempre, perdonando y perdonándome, ofreciendo amor incondicional a todas aquellas personas que alguna vez señalé y responsabilicé de mi dolor, ellos y ellas no lo fueron sino que era yo mismo castigándome y evadiendo mi propia responsabilidad. Ha sido un año intenso, profundo y que ha hecho de mí una nueva persona. Un año que jamás olvidaré porque me permitió crecer y ser una nueva persona. ¡GRACIAS A TODOS Y TODAS POR ESTE HERMOSO E INTERESANTE AÑO!

Salvador Ezequiel Méndez
twitter: @ezek71
ezek71@gmail.com
Publicar un comentario