miércoles, junio 11, 2014

¡PRUEBA SUPERADA!



Un año después de haber enfrentado la prueba más dura y compleja de mi vida quiero escribir unas reflexiones de lo que aprendí dentro de este proceso.

Cuando estás listo el maestro aparece: Hace 10 años mi prueba era vivir una nueva experiencia, lejos de mi país, lejos de mis hijos y construyendo un sueño que a larga no era el mío sino que era el que en ese momento necesitaba; nunca lo entendí hasta ahora, preparé el camino para que otras personas hicieran lo mismo, somos misteriosamente tan solo piezas de un entramado más complejo pero dentro del mismo tan solo somos alumnos y alumnas que debemos de aprender, cuando nuestra alma está lista aparece la lección que debemos asumir y enfrentar, no podemos eludir a nuestras lecciones ahora que entiendo con mas robustez y con sapiencia veo que incluso la felicidad ajena se logró porque yo tuve que sacrificar la propia, porque tuve que hacerme a un lado para que otras personas pudieran encontrar sus caminos y que en su momento cada quien enfrenta su propio destino, el karma es tan sólo la punta del iceberg que hay cosas más profundas y situaciones más complejas que debemos de manera ineludible enfrentar. La enseñanza aparece solamente cuando estás listo para el sufrimiento, cuando dejas de aferrarte a situaciones y a tus zonas de confort, cuando te enfrentas a situaciones extremas y duras entonces te das cuenta de lo que has crecido, cuando finalmente entiendes que tan solo compartimos ciertos trayectos del camino de la vida y que luego cada quien se marcha a vivir el propio y con ello cada quien crece, se potencia y aprende lo que debe aprender.

Nada pasa sin una razón: En un primer momento sentía pena de mi mismo, de sentirme víctima del destino, de las circunstancias, hasta que entendí que a pesar de no entenderlo por algo había pasado todo lo que tuve que vivir; sientes rabia, cólera y hasta empiezas a juzgar sin entender que por algo todo aquello pasaba, las razones a veces están más allá de tu comprensión de corto plazo, en algún momento cuando aquietas tu mente encuentras que si un evento “x” no hubiese pasado entonces nunca hubieras encontrado situaciones, personas, amores, trabajos, etc., que hicieron de ti una persona más preparada para el concierto misterioso de la vida, las razones a veces no las necesitas comprender en un primer momento porque de hacerlo cortamos esa hermosa dosis de misterio que la vida nos da a su paso, las razones se revelan cuando necesitas entenderlo… ¡no antes, no después sino en su momento justo!. Aunque a las personas involucradas les cueste aceptar en su momento ellos y ellas también tendrán que analizar sus propias razones, y aunque para algunas fuiste o eres el peor de sus errores en algún momento aprenderán sus lecciones y crecerán cuando también entiendan sus propias lecciones y encuentren el motivo de sus propias razones. Así es el camino espiritual lleno de misterio y de sorpresas.

Nada permanece todo cambia: Quien en este momento se sienta seguro y totalmente feliz… ¡Cuidado que algo entonces cambiará! Cuando las personas lo gritan al viento o se sincretizan a ser totalmente felices y realizados… cuidado que el destino siempre te tiene un cambio por experimentar, yo mismo hice ese error me sentía totalmente feliz, y dudaba que mi propia felicidad estuviese ni siquiera en peligro, y miren todavía me faltaba mucho camino de amargura por recorrer, mucho dolor por vivir y muchas cosas duras por experimentar; si hay algo que siempre será es que todo cambia, y sobre todo cuando tu ego se siente tan seguro que ya llegaste a puerto seguro puede que el mismo tan sólo una ilusión del mismo para mantenerte sin crecer, abyecto y en tu gran zona de confort. Cuando las personas se dicen ¡hey miren he encontrado al gran amor de mi vida!, ya logré el mejor éxito de mi existencia, cuando le gritas al mundo de la pareja más perfecta que encontré, cuando te sientes imbatible y cuando estás seguro de que ya nada te falta por vivir… ¡PUM! Todo se cae y te tocan levantarte de las cenizas más amargas y más crueles que puedas ni siquiera imaginar, porque si hay algo que debes entender es que todo cambia aunque para ti eso no sea ni siquiera imaginable. Es parte del camino de la vida, al contrario si admites que todo puede cambiar entonces puede que vivas más abierto para que en cualquier momento todo cambie sin que te afecte tanto y con humildad te abras a esa posibilidad siempre.

Cuando finalmente asumes que una prueba te ha golpeado lo suficiente entonces aprendes a superar: Eso es cuando al final de todo asumes tus lecciones, cuando te abres a tu propia estupidez que muchas veces te lleva a momentos dificultosos, cuando admites tu propia responsabilidad es entonces que llegas al momento que puedes ante ti mismo(a) decirte: ¡PRUEBA SUPERADA!, entonces te levantas, limpias el polvo de tus sandalias y sigues el camino misterioso de tu vida, no te sientas mal porque lo perdiste todo, porque te quedaste en la calle, si no tienes ni un cinco, todo eso es parte de lo que viene, no de lo que dejaste, tienes la oportunidad de empezar de nuevo desde cero, tu felicidad no depende de la cenizas ajenas, si es así debes de entender que el karma te alcanzará, pero si al contrario recibiste mucha tempestad entiende que desde esa calamidad volverás a volar,  volverás a amar, te levantarás con más fuerza y superarás todo lo que ya fue, e incluso lo que ya es; la prueba se superará cuando finalmente tus heridas sanen y ya no duela más… cuando puedas ver tu pasado sin dolor y sin crítica, cuando puedas desde tu propio corazón desquebrajado decir ya no me duele, ya no me afecta, finalmente… es totalmente una… ¡PRUEBA SUPERADA!

A esas dos mujeres que me dieron mis pruebas superadas…

Salvador Ezequiel Méndez
Twitter @ezek71
ezek71@gmail.com
Publicar un comentario