martes, agosto 09, 2011

ESCLAVOS DE DON DINERO

Las personas suelen poner en su escala de valores al dinero; no tengo nada contra él ni le desmerito el valor que tiene, el gran problema viene de ponerlo como la única valoración al momento de diferenciarnos, de interactuar, de generar las escalas de valores sociales, familiares, económicos y toda posible interacción humana, hemos perdido mucho y no hemos ganado nada al ponerlo como el dios moderno, todo lo maneja él, las personas valen por él en fin dejamos de ser humanos por el dinero, y terminamos siendo una caricatura de sus dominios, los multimillonarios, los grandes empresarios, estrellas del cine, cantantes famosos, diseñadores de alta costura, modelos famosas, las grandes corporaciones, los magnates y todo aquel que lo posea se convierte en nuestro icono de triunfo, de poder, de aspiraciones, de deseos y nos quedamos como si eso fuera la única hazaña por conseguir.


Pero cuando dejamos nuestro pequeño ejercicio metafísico y regresamos a nuestra realidad nos encontramos con una bien diferente: un mundo en crisis, con recursos limitados y necesidades infinitas, con dinero que nos sirve para satisfacer nuestras necesidades y con muy poco para satisfacer nuestros deseos de ser lo que soñábamos anteriormente, de nuevo el dinero ha sido el criterio para medir nuestro éxito, nuestro lugar en un mundo materialista, y entendemos que estamos lejos de ser esa estrella de hip hop que sale enseñando sus pesadas cadenas de oro, en una mansión grandísima llena de mujeres en un harem personal, somos muchas veces lo contrario a lo que aspiramos pero no hay nada de malo en aspirar el problema viene de no bajar nuestros pies de esa nube soñadora y continuamos pretendiendo ser algo que no somos y fútilmente lograremos en el futuro inmediato, sin darnos cuenta incluso empezamos a valorar a los demás por sus logros académicos y económicos y de un solo golpe ridiculizamos a aquellos que no han logrado tal vez tras un viacrucis de vida ser lo que tampoco nosotros estamos logrando, terminamos siendo el crítico de cine en el cual sólo existen mediocridad cuando siempre ha habido buenas películas y tal vez por falta de visión se dejan escapar a las que de verdad valen y son buenas por ser “críticos” sin medida.


El dinero hace que las personas se destruyan entre sí, las relaciones se basan muchas veces en el que “hace” el dinero y en el que “sólo lo gasta”, cuando el que lo genera empieza a sacar sus decepciones a la relación ésta termina siendo una pantomima de lo que debería de ser, cuando una persona usa el dinero para conseguir sexo con aquellas personas débiles y sufridas estamos en el mismo proceso pero con diferente escenario, el dinero es un ente que te da “poder” y con éste se merman dignidades ya sea en un matrimonio, en una relación de pareja, en una relación familiar, en un trabajo, en un grupo social, en fin en cualquier lugar en donde haya una interrelación de personas en donde exista una con la capacidad de usar al dinero para sacar el provecho necesario.


Si dejas que el dinero se convierta en el juez de tu vida estaremos ante una persona a todas luces con “poca profundidad”, porque en realidad estaremos equivocados en muchos aspectos: el dinero es importante de hecho es una realidad que tenemos que enfrentar siempre, sin él no podemos operar con el mínimo de normalidad, con él pagamos todo lo que podemos necesitar desde servicios básicos hasta nuestra comida, el problema estriba en depender de él para ser felices, para sentir que las personas valen, para “juzgar” la valía ajena, para dar valor a una persona por sus cosas, para determinar y definir a alguien por sus logros económicos, para reducirlo a la cantidad de dinero que “genera” y ponerlo en escalas de valor por ello, es sencillamente desmerecer a alguien por el dinero que hace y ha hecho.


El dinero ha sido un obstáculo en las relaciones de muchas personas, muchos se fueron a perseguirlo como la quimera deseada, otros se dedicaron a idolatrarlo, otros se han dedicado a ponerlo en un pedestal, algunos hemos perdido relaciones valiosas porque otros no han sabido apreciar el valor de una persona ajena al rango del dinero, sino analizas, sino ves bien las cosas con perspectiva éste terminará siendo tu “criterio” al momento de interactuar con otras personas, no lo permitas, valemos por lo que somos, no por lo que tenemos, somos un alma, algunos no nacemos con la capacidad de generar dinero como otros(as) y no por ello valemos menos, al contrario valemos mucho independientemente de los criterios modernos sociales y económicos, no juzgues a nadie por el dinero que haya hecho, piensa en lo que como persona te ha dejado, te ha enseñado, te ha potenciado no por su cuenta bancaria. ¡Aprendamos a valorarnos independiente del señor Don Dinero!


Ezequiel Méndez
Publicado con el Título "Esclavos de  las Posesiones"
En el Períodico Listín Diario Sección La vida Página 4c
Domingo 14 de Agosto 2011 República Dominicana 


@ezek71 (twitter)

http://ezequielmendez.info


Publicar un comentario