jueves, junio 10, 2010

LA FORTALEZA

LA FORTALEZA

¿Quiénes no han caído en las manos de una tristeza? ¿Quiénes no ha sentido el sórdido sentimiento del sufrimiento? ¿Quiénes no han sentido el dolor de una pérdida ya sea de un ser querido, de una relación importante o de un revés en alguna situación de vida? Creo que nadie puede decir con honestidad que no, ya sea de una forma u otra hemos experimentado las amargas experiencias que nos ha dado el destino, pero de igual forma hemos tenido la bendición de encontrar elementos que nos ayuden a superar esos momentos; “quien no siente la fortaleza no ha conocido la verdadera esencia de la vida” me decía una persona hace ya unos años, y coincido con ello, la vida es tan impredecible porque de un momento a otro podemos perder todo aquello que tanto nos hemos aferrado por cuidar, por tener, por sentir, por amar y sin previo aviso nos vemos en el camino de la desdicha y la desgracia, por ello entender qué es la fortaleza es tan importante.

La fortaleza no es más que la energía positiva que siempre podemos contactar en cualquier momento, sin importar las circunstancias; que nos dice que no importa qué tan mal estemos o cuán mal  las cosas aparenten estar, siempre podremos accesar a esa energía interminable dentro de nosotros y que abre el abanico de posibilidades que a veces ya sea por el dolor mismo no podemos entender ni visionar, porque el dolor nos carcome interiormente, asimismo asumimos una actitud derrotista y negativa de cara al destino porque no sentimos en nuestro corazón la fortaleza necesaria para afrontar nuestras tribulaciones, la fortaleza es una energía amorosa e infinita que nuestro universo nos pone de cara a las circunstancias de vida para poder enfrentarnos de forma mas asertiva a todo aquello que inevitablemente encontraremos. 


Si no hubiese tenido fortaleza estaría todavía lleno de dolor por la muerte de mi madre que en estos dos años me han parecido décadas, sino hubiese tenido fortaleza no hubiera podido superar un divorcio que me destrozó mi vida afectiva hace 6 años, sino hubiese tenido fortaleza aún seguiría siendo un niño deseando tener un padre y una madre juntos y poder tener un espacio llamado familia que lastimosamente no tuve la dicha de experimentar eso hace más de treinta y cinco años; eso sólo por mencionar unas tantas cosas que han pasado en la novela de mi vida; la fortaleza siempre ha estado ahí para ayudarme a sobreponerme de tantas cosas inexplicables, la fortaleza ha sido el elemento que siempre me ha ayudado, de igual forma aceptar y asumir la fortaleza es mandatario si queremos salir adelante, si deseamos crecer y evolucionar como almas, que es en suma un deseo positivo y redentor.

Ezequiel Méndez
Publicado en Listin Diario
bajo el Título de "Fortaleza para sobreponernos de la Crisis"
En la sección "Vida" Página 4c el día domingo 20 de junio de 2010
http://bit.ly/cDw7ix
http://ezequielmendez.info
salvador@ezequielmendez.info

Publicar un comentario