jueves, mayo 29, 2008

Mi aprendizaje

LAS COSAS QUE HE APRENDIDO PARTE 1

He aprendido muchas cosas en la vida, la primera que todo tiene un propósito comenzando desde el momento que nacemos, venimos de los padres que necesitamos y quedamos inmersos en la familia más adecuada aunque pensemos lo contrario, ya desde ahí si tu vida fue de sufrimiento entonces ese sufrimiento significaba algo para ti, aunque no lo pudieras observar ni entender, tal fue mi caso nací de una relación que nunca fue significativa para mi padre ni para mi madre así que me tocó criarme con mi abuela de parte de mi padre, y llegué a ocupar el lugar del hermano menor de una familia previa de mi padre en la cual también su madre les había dejado con mi abuela, así que aunque no lo quiera admitir esa familia tenía un propósito para mi, haciendo a un lado los aspectos negativos siempre aún dentro de ellos encontramos un propósito y esa es en suma la gran lección, cuando aprendes la lección así caminas en la vida, sino la repites y sigues repitiéndola hasta que logres asimilarla para ti, nacemos en el país que es el más adecuado aunque no lo veamos así, yo nací en El Salvador, el país más pequeño y poblado de Centroamérica aunque no lo entienda ese era el lugar más adecuado para mi, para mi crecimiento personal y para que la mayor parte de mi vida la viviera de acuerdo a mi necesidad interior, sin más puedo decir que ese era el lugar destinado a verme nacer y crecer ya que el propósito de manifestar mi parte física en él debía de alguna forma significar algo para mi alma.

La segunda lección que he aprendido es que siempre estamos aprendiendo, no importa tu edad cronológica ni tus circunstancias, ésta parece ser siempre la gran constante de la vida, siempre tenemos tribulaciones, situaciones que afrontar, adversidades con la cual enfrentarnos, bonanzas o reveces con los cuales lidiar en el camino de la vida, siempre tenemos que madurar en pos de una lección mayor en nuestra alma, siempre hay un mensaje encriptado en algún evento de la existencia, cuando de repente perdemos a un ser querido, cuando se termina una relación importante de la vida, cuando sientes que debes cambiar de camino, cada que vez que avanzamos en el destino siempre vamos aprendiendo algo en el proceso, queramos o no el aprendizaje siempre nos recuerda que siempre hay algo más que lo que aparenta el evento mismo, somos los eternos alumnos, depende de nosotros mismos ser inteligentes y aprender en la primera lección o repetirla hasta el cansancio evidenciado lo mal dispuestos que estamos a aprender, y de esa forma se puede llegar a la vejez lidiando con las mismas situaciones de siempre, siempre aprenderemos de todos y de todo, cada quien en su rol nos enseña algo, cada evento nos deja algo para asimilarlo y madurar en el proceso, esa es la segunda gran lección que a través de mi vida he aprendido.

Hay muchas más pero en otro artículo ahondaré un poco más, espero que estas pequeñas palabras logren de alguna forma hacer grandes obras en ti.

Ezequiel Méndez

http://ezequielmendez.info

Email: minutoalma@ezequielmendez.info

Publicar un comentario