lunes, noviembre 16, 2015

LA GUERRA


Este tema ha sido uno muy recurrente… muchas personas la avalan, otras la defienden, otras la justifican desde la óptica política, social o económica…la guerra en muchos es un estado de situación que solo conocen por los libros, por lo que los medios venden o por lo que escuchan de otras personas, me encanta que aquellos que sólo se dejan llevar por la moda hablan y opinan, al contrario que si tuve la oportunidad de conocer y vivir una de verdad, érase allá por el año de 1986 cuando tuve la oportunidad de tener conciencia de lo que era una guerra: El Salvador vivía por ese entonces 5 años de una guerra de baja intensidad, una guerra promovida por las dos grandes potencias de ése momento EEUU y URSS las cuales hicieron un teatro en nombre de las masas populares que luchaban contra los oligarcas de la derecha o desde la otra óptica una guerra impulsada por los terroristas guerrilleros contra un gobierno y ejército que eran quienes protegían a un país como ayer como hoy no sale ni de su pobreza ni de sus contradicciones sociales, la guerra pasó pero el país sigue igual y el casi millón de muertos que cayeron víctimas ya nadie ni se acuerda ni se hablan en el argot popular de dicho país.

Las guerras son de facto el estado de locura total en el cual las personas actúan de acuerdo a sus principios (si es que los tienen o de acuerdo a una ideología muchas veces extremistas y radical) y así los asesinatos y matanzas siempre son justificadas de acuerdo a la óptica de quien las comete, y quienes las recibe poco se dice o se acuerdan a no ser que sea políticamente correcto hacerlo para un hermoso discurso político o de escritos igualmente inspiracionales de tinte utópico cuando sea mandatorio hacerlo. La guerra es per se es injustificable aunque los científicos sociales lo hagan, la guerra es un momento en el cual las personas hacen y deshacen, construyen y destruyen, inician y terminan actos totalmente desquiciados, la guerra sea cual sea su justificación solamente le deja dolor y luto a quienes la viven, todavía sigo sin entender a quienes la promueven y la justifican, la destrucción alcanza no solamente al simple ciudadano sino hasta generaciones posteriores cuando todavía se sienten los estragos de la misma. Ya ancianos hay personas que cuando recuerdan siente el estrés post-dramático que es un síndrome que retrae a la persona al hecho que le causó un tremendo trauma o que hizo que la persona vivieran momentos angustiosos extremos y pasan repitiendo esos momentos por años a nivel mental, siendo presos o presas de la guerra que ya algunas veces en un somero recuerdo en el colectivo que le tocó enfrentarla.

La guerra es el momento en el cual la maldad cabalga a sus anchas en una sociedad, la muerte, la venganza y la locura hacen de las suyas, la muerte se hace tan normal que las personas en lugar de asustarse la viven hasta con naturalidad y la asumen como algo que debe pasar y sin miedos les toca enfrentarla; la guerra no es algo que pueda filosóficamente justificarse, todo lo contrario es una vergüenza que hayan personas que todavía la vean como algo bueno cuando en realidad no lo es, la guerra mutila físicamente a las personas pero aún más la mutila a nivel emocional, personas que salen de la misma salen con heridas que los ojos no son capaces de observar y éstas muchas veces salen a la luz en momentos de locura y enojo cuando las personas expresan sus emociones reprimidas, la sociedad moderna sigue en su agenda de promover guerras y si no hay motivos para crearlas, la guerra es el negocio que hace de los países poderosos un juego dantesco y peligroso, un arma representa muerte así mismo la guerra representa lo peor de una sociedad que dice ser civilizada, la guerra es y será la estupidez en su más grande escala, los humanos que se jactan de ser evolucionados e inteligentes actúan no como seres pensantes sino como animales haciendo y siguiendo a sus instintos más primarios, ese cerebro que lo hace ser inteligente está de más cuando empuña un arma; matar es un mismo acto sea en momentos de guerra cuando matar al enemigo es digno de elogios y en tiempos de paz es visto como un delito…es el mismo delito sólo que una goza de la aceptación social el otro no…matar es matar y eso nadie parece entenderlo o asumirlo.

La guerra es un estado de hecatombe y de destrucción, nada ni nadie puede justificarla y sin embargo hay gente que lo hace y la promueve, la guerra es y será lo más triste, sin sentido y violento que aún el ser humano vive, promueve e inventa con tal de hacer sentir su superioridad de unos sobre otros.

PAZ A UNA HUMANIDAD QUE SE HA OLVIDADO DE VIVIRLA.

Salvador Ezequiel Méndez
@ezek71 (Twitter)

ezek71@gmail.com
Publicar un comentario