miércoles, octubre 17, 2012

VICTIMAS DEL SUFRIMIENTO


“EL DOLOR FÍSICO ES INEVITABLE, EL SUFRIMIENTO ES OPCIONAL” BUDA

Cuanta verdad en una frase, no podemos controlar por ejemplo cuando nos golpean un brazo mientras jugamos, no podemos controlar que en una caída se quiebre un hueso, no podemos evitar el dolor que causa una quemada, y si lo ponemos en perspectiva desde niños hemos evitado el dolor porque sabemos que no hay forma de controlarlo, desde un dolor de muelas hasta el efecto de un esguince nada de eso puede ser controlado, estamos a merced de lo que nuestro físico pueda o no hacer, de sus limitaciones, de sus máximos y sus mínimos, aquellas personas que beben hasta que al día siguiente no soportan el dolor de esa resaca que les recuerda que abusaron de sus cuerpos, al contrario de la segunda idea, el sufrimiento puede ser algo que podemos elegir... ¡Así de sencillo!

Cuando adolescente y viví tantas cosas en mi vida, jamás me imaginé en cuanta verdad había en esa frase, recuerdo haberla leído en un pequeño libro de autoayuda que llegué a leer, de hecho esta frase encierra tantas cosas: podemos incluso vivir momentos que no comprendemos y los sentimos como castigos: la muerte de un ser querido, una relación sentimental fallida, un divorcio, una enfermedad terminal, un abuso, una niñez dura, pobreza, un negocio que fracasó, en fin miles de cosas que aparentemente no tienen sentido en ese momento, y sin saberlo nos embarcamos en el camino del sufrimiento el cual durará muchísimo tiempo ya que se estaciona en el alma de quienes eligen sentirlo. El sufrimiento estanca vidas enteras y en el peor de los casos muchos mueren sin haberla superado.

Pero como dice la frase del sabio buda es OPCIONAL, si aprendemos a identificar sus elementos, si aprendes a observar tus sentimientos, si aprendes a entender que detrás de todo aquel panorama sombrío había algo que aprender, si detrás de todas nuestras tragedias había algo que debíamos trabajar como personas, no importa que iniciemos de pequeños yo me enfrenté con verdades dolorosas desde muy pequeño, aprendemos en el camino y muchas veces sin darnos cuentas también sometemos a muchas personas a sufrir: por ello debemos de aprender a enseñar a sacar a los demás de ese camino, la REDENCIÓN humana es posible, todos(as) sin excepción pueden redimirse, para ello tenemos muchas cosas importante: EL PERDON, LA COMPASIÓN, LA HUMILDAD y sobre todo la EMPATÍA.

Si no podemos perdonar y perdonarnos estamos mal encarados en la vida, sino aprendemos a asumir las consecuencias de nuestras acciones y observar lo que generamos en otros(as) no hemos crecido como personas, habremos fallado como humanos(as), si sólo nos gusta juzgar sin escuchar, si sólo enviamos odio porque lo que nos hicieron, si sólo sentimos rencor por el dolor que nos provocaron estamos en lo mismo: dando vueltas en una rueda sin fin que nos llena de amargura y sufrimiento. Si damos perdon a cambio de la paz que nos ofrece creo que nadie seguiría en esa rueda porque yo mismo he tenido que enfrentarla, perdonarte porque no tenía la culpa de las cosas que de niño te tocó enfrentar, perdonarte porque te dejaste seducir por la amargura que inflige el rencor, perdonarte porque por igual hiciste cosas que despues lamentarías el resto de tu vida, perdonarte porque caíste como humano(a) que siempre has sido, perdonar es borrar el libro sucio de amargura y dolor y darle la oportunidad de seguir viviendo, de sanar aquello que te remuerde en la conciencia, de entender que por mas rencor no vas a superar nada con ello. Pero si eres lo suficientemente maduro(a) de admitir que te equivocaste entonces puedes crecer, que ahora tu conciencia es diferente a la que en un día tuviste, las cosas serán diferentes podrás superar y así seguir adelante a ese sufrimiento.

La opción es siempre, tienes la oportunidad de contemplar tu vida y verás que estás siempre lleno de oportunidades, que luego de una situación dura el sol volvió a brillar y saliste adelante, que no importan las circunstancias siempre las pudiste enfrentar de la forma que fuera, eso significa que de igual forma podemos tener la opción de enfrentar el sufrimiento, es opcional de nosotros depende sumirnos en sus dominios o enfrentar y salir adelante, es enteramente nuestra opción. Espero que cuando leas entiendas mi mensaje, no centres en quien lo escribe ni en sus defectos acepta el mensaje y ponlo a trabajar en ti, es mi forma de ayudar como lo hizo esa sencilla frase de Buda.
Son mis mejores deseos.

Ezequiel Méndez
Octubre 17, 2012

@ezek71(Twitter)
 

Publicar un comentario