lunes, septiembre 17, 2012

LA NUEVA RELIGION LLAMADA ATEISMO


Toda persona tiene derecho a creer en lo que se le antoje, de hecho es una maxima humana, pero hay una nueva tendencia que ha tomado mucha fuerza que es la del ateísmo: esta postura promulga por la ausencia de un ser divino y por la cual deben las personas avocarse a la ciencia como única vía de explicación racional de las cosas, esta tendencia que ha existido desde hace mucho tiempo tiene de por si muchos méritos: ha conseguido que en muchos estados la educación se divorcie de la religión y sea una perspectiva contemporánea, hablando en términos mucho más globales podríamos decir que el ateísmo ha sido la contraparte al teísmo tanto religioso como no religioso, digo que hay un teísmo el cual promueve la existencia de un ser divino pero que no necesariamente “dirije” la vida humana desde una institución llámese Iglesia, religión o institución religiosa, por el otro lado tenemos al teísmo desde una religión específica la cual conocemos bajo muchas denominaciones tales como Islamismo, Cristianismo, Hinduismo, Judaísmo, y en fin muchas denominaciones más, desde esta perspectiva la visión de su Dios es totalmente opuesta a la del teísmo no religioso puesto que este Dios tiene una visión muy particular en cada Institución religiosa y tiene una filosofía propia además de una apologética exclusiva (forma de defender sus respectivas formas de fe).
El ateísmo como forma dialéctica del teísmo carece de una institución que la ampare o la promueva, es en si el resultado de una visión que por mucho tiempo ha co existido en la vida humana ayudando desde su propia perspectiva a cosas tan vitales como el modelo heliocéntrico de la tierra en la cual Galileo Galilei prácticamente se enfrentó contra una Iglesia que lo condenó y lo castigó con arresto domiciliario por haber puesto en duda las ideas que en su tiempo eran promovidas por la religión de su tiempo, él era un hombre de fe pero a la vez era un científico lo cual no sólo le trae un enfrentamiento contra dicha institución sino que recibe oposición y por lo tanto condena: la ciencia se enfrenta contra el dogmatismo de la religión y en un primer momento le gana, pero la ciencia no sólo sobrevive sino que se desarrolla y logra continuar en un mundo cada vez más influido y gobernado por distintas religiones que imponen no sólo su fe sino su cosmovisión y hasta su ignorancia con respecto a ciertos aspectos que la ciencia no sólo enfrenta sino que supera, esto no signifique que la ciencia tiene todas las respuestas sino que enciende el fuego en temas en donde la religión no sólo se queda corta sino que no logra superar con su perspectivas a veces tan limitadas y hasta retrógadas en el caminar de los tiempos.
Ahora el ateísmo se ha desarrollado hasta lograr no sólo una masa crítica de seguidores, sino que ha logrado formar una corriente muy amplia en un mundo en que la religión ha ido perdiendo fuerza debido a sus errores tanto filosóficos, como apologéticos y su defensa en asuntos de fe se convierte muchas veces en “imposiciones” que deben digerirse tan sólo por una obligación moral a creer sin ni siquiera atreverse a diferir o a poner en “tela de juicio” lo que el dogma religioso dicta. Pero a la vez el ateísmo ha caído en el error de la misma religión: ha empezado a dogmatizarse desde la visión “comprobable” de la ciencia, todo aquello que no entre en esta categoría entonces empieza a ser simplemente “acientífico” o “poco sostenible científicamente” o hasta con el cinismo de “poco inteligente” poniendo en esta categoría solamente aquello que la ciencia puede comprobar, poniendo la espiritualidad humana como una manifestación de la “alucionaciones o respuesta de la imaginación humana” lo cual tampoco parece ser “muy científico” desde la perspectiva de una visión más tolerante y hasta dispuesta a investigar que la ciencia en sus inicions tuvo hacia “temas o aspectos” que la ciencia parecía tener mucha debilidad en explicar o demostrar.
He sido atacado por no creer en el ateísmo y lo sostengo no creo, esta perspectiva no es capaz de darme todas las respuestas, la ciencia a veces no puede explicar mi propia espiritualidad la cual no es “siempre el resultado de alucinaciones o de imagenes cerebrales manifestadas de forma que mi raciocinio se debilite ante las mismas” la supuesta bondad que hace que los ateos digan hasta con vanagloria que la ciencia los hace mas “bondadosos” no es totalmente cierta muchos de ellos/as son personas con una moral humana muy controversial y hasta ausente debido al no tener un filtro que los haga respetar a otro humano con la dignidad y hasta tolerancia necesaria, estos que solamente piensan al igual que en el pasado de convencer de su “visión y perspectiva” cae en el error de la religión que debe de convencer de su credo de forma a veces violenta o de “encarnizar” su crítica a todo aquel que no comparta su visión o sus ideas, imponer el epiteto de “poco inteligente” a todo aquello que les cuestione o los ponga en una posición que de verdad muestre sus debilidades tanto filosóficas como científicas, la tolerancia que una vez la ciencia pidió en sus inicios la corriente contemporánea parece ignorarla y hasta parece hacerla a un lado, tenemos una nueva religión pero con la ausencia de un ser divino sino con la presencia omnisciente de la “ciencia” la cual como le dije una vez a un ateo radical “tu fe es la ciencia” ya que no son capaces de aceptar que muchas veces tienen posiciones irrespetuosas y hasta llenas de sorna (o burla) hacia todo aquello que no sea visto desde sus perspectivas muchas veces más dogmáticas que la de misma religión, la tolerancia implica escuchar y elaborar esquemas apologéticos en respuesta a los ataques de las ideas contrarias, aunque suene contradictorio el ateísmo se ha convertido en una religión porque usa los mismos métodos psicorígidos de la religión, se cierra a aceptar todo aquello que no sea analizado desde la visión de la ciencia, esta que a la vez se convierte en el dios de sus esquemas no admite nada ni nadie que la cuestione, y hasta usa la burla, el irrespeto, y hasta la difamación para que se “acepte” lo que la sagrada ciencia diga o admita como cierto o real.
Hay una realidad: la ciencia no es omnisciente, no es capaz de dar todas las respuesta y es ahí donde siempre tengo el impasse para aceptar el dogma de fe del ateísmo, a pesar de recibir criticas y hasta ataques a nivel personal lo sostengo, no creo en los ateos porque no son capaces de dar respuesta a mi espiritualidad la cual yo vivo y siento, no hay un modelo científico que explique lo que en mi interior siento, tampoco soy un teísta religioso simplemente soy un hombre de fe independiente de la religión la cual tampoco tienen mi simpatía por todos los abusos que han cometido en nombre de dios a traves de los siglos, creo que el hombre puede sentir espiritualidad independientemente de una etiqueta religiosa, en mi caso soy una persona tolerante y escucho a aquellos que no piensan como yo y hasta me atrevo a asumir aquellas partes que considere correctas y hasta beneficiosas, pero no puedo aceptar algo que no sólo me insulta sino que me desprecia, el dogma ateo es así me insulta porque me define como “poco inteligente” por no aceptar sus posturas y me desprecia “porque al no aceptar a la omnisciente ciencia” como la única forma de conseguir la verdad entonces me define como “incorrecto”.
Este debate merecía un artículo de mi parte, últimamente me han atacado mucho por esta nueva religión que algún día construirá sus templos y redactará su catecismo, no es broma ese el camino que la nueva religión llamada ateísmo tendrá algún día, no es la ausencia de un dios lo que promueven sino una religión en la cual la ciencia no es tan sólo su dios sino la que dicta la verdad que ella no solo revela sino impone a quien decida creerla.

Ezequiel Méndez
@ezek71 (twitter)
http://ezequielmendez.info
Publicar un comentario