jueves, octubre 09, 2008

Agradeciendo ...

MI AGRADECIMIENTO
Puede haber mucho ruido en tu mente, puedes estar realmente agitado en tu interior, puedes agotar hasta el último aliento, puedes estar en el peor de los momentos y agradecer. Agradecer todo lo que ha llegado a tu vida, agradecer que tienes aún un corazón palpitando, que tienes una vida independiente a las situaciones, y que hay esperanza muy a pesar de las tribulaciones que estés viviendo.
Puede caerse tu casa, puedes perder hasta el último centavo, puede que te dejen solo(a), puede que te abandonen los amigos, puede que la vida sea un concierto de desgracias y calamidades, pero tu alma permanecerá intacta, puedes llorar y sacar todo el dolor de tu interior pero sabes que la tormenta por fin terminará, sabes que nadie puede vencer un alma decidida a sobrevivir, puede que roces la misma muerte y si sobrevives vivirás sin miedo porque el miedo no te lleva a lugar alguno.
Cuando los pensamientos pesimistas lleguen no les des albergue y deja que se vayan de ti, piensa que la misma calamidad de alguna forma terminará, cuando ya no sientas aliento en tu corazón y sólo veas un resultado adverso, agradécele a Dios ese resultado y pregúntale cuál es tu lección no con soberbia sino con humildad, y sino crees en él por igual agradece a ese universo que te vio nacer, no eres el resultado de un accidente cósmico sino de la perfección porque cada molécula que tienes es infinitamente perfecta, tus pensamientos tienen el poder de cambiarlo todo y depende en cómo enfoques tu vida.
La vida que ahora tienes es un regalo aunque parezca lo contrario, muchos de forma prematura no pueden contar lo mismo, otros se fueron sin lograr mucho de lo que tú ya has hecho, otros se fueron al descanso eterno sin poder conocer muchas de las cosas que tú sabes, sin vivir cosas que has vivido, sin disfrutar cosas que has tenido y sin recibir el amor que probablemente hayas ofrecido, así que no es desgracia estar vivo, es la mejor forma de medir nuestra fortaleza, agradece que puedes contar tu historia, yo casi no cuento la mía porque soy un sobreviviente de miles de adversidades, y agradezco estar vivo.
A todas las personas que al igual que yo sobrevivieron las adversidades.
Ezequiel Méndez
minutoalma@ezequielmendez.info
http://ezequielmendez.info
Publicar un comentario