domingo, agosto 17, 2008

Un poco de análisis...

GRATUIDAD O SUBSIDIO EL GRAN DILEMA

El ser humano le encanta todo aquello que sea gratis, porque ello implica gratuidad, también no corresponde dar nada a cambio simplemente se recibe, pero se da un fenómeno interesante las cosas gratis no son cuidadas por el que las recibe, algunos usan, desusan y abusan de las cosas que reciben gratis, para los primeros le dan el uso adecuado, para los segundos caen en la categoría de los desagradecidos y los últimos son los que no aprecian lo que han conseguido la gratuidad de las cosas. Hay otra categoría que son los que reciben subsidio, éstos a diferencia de los que reciben las cosas gratis deben pagar una parte de las cosas que reciben y otros pagarán la que complementa el precio de las cosas o servicios que recibirán, al igual que los primeros muchos usarán, desusarán y abusarán de lo recibido en forma de subsidio, a diferencia de los primeros recibirán un beneficio consiguiendo a un menor precio cosas que otros deben pagar un precio más alto, éstos por lo general tampoco aprecian lo que reciben y tienden a quejarse de lo poco o nada que ese subsidio les hace percibir.

Finalmente tenemos a los que pagamos las cosas en su precio de mercado, que somos la gran mayoría, ahí lo único que percibimos es la inmensa predación del mercado, no se nos respeta un precio de equilibrio sino que recibimos el precio que más beneficio le otorgue a quien nos vende las cosas, a diferencia de los que mencioné antes no podemos protestar, simplemente nuestra necesidad nos dicta el comprar o no una cosa o servicio, estamos por decirlo a la suerte de la ley de la oferta y la demanda, a diferencia de quienes reciben las cosas gratis o con subsidio no podemos protestar ante nadie, éstos por lo general los veremos en las calles manifestándose porque les han tocado algún beneficio marginal al sector al cual pertenecen, pero lo contradictorio de todo eso es que ellos son en realidad los grandes beneficiados y los únicos que no lo reconocen son ellos mismos, porque se les toca un interés que a la larga les otorga un beneficio que la gran mayoría no recibe, por eso la gratuidad o el subsidio son perjudiciales porque promueven el clientelismo político, económico, social, racial, ideológico, sectorial, etc., yo mismo en mi trabajo al otorgar becas estudiantiles he visto como los beneficiados ven con desprecio lo que otros simplemente no pueden tener ni gozar, y su desagradecimiento es palpable puesto que no sienten el menor agradecimiento de los beneficios que el subsidio ha producido en ellos.

Esa es la verdad las personas a veces no entienden lo que gratuidad o el subsidio produce, es mejor hacer las cosas en costo real porque las personas tienden a apreciar más lo que les cuesta, es un mensaje sencillo y directo, éstas formas de ayuda a veces son repartidas en personas que no la merecen ni la aprecian, cuando veo que el beneficio ni siquiera es puesto en cuenta, mas me convenzo de lo que digo, ayudar es beneficioso, pero crear personas desagradecidas de una ayuda es peor, porque estamos creando personas insensibles incapaces de ver lo bueno en medio de la carencia que ahora es un estándar en casi todos los aspectos de la vida.

Ezequiel Méndez

minutoalma@ezequielmendez.info

htttp://ezequielmendez.info

Publicar un comentario