viernes, diciembre 08, 2006

LOS ERRORES AYUDAN A CRECER

APRENDIENDO DE LOS ERRORES

¿Cómo actúas cuando cometes un error?, ¿asumes sus consecuencias?, o haces que otras personas la asuman por ti, le hechas la culpa al destino, o le confieres a otros la responsabilidad de esas acciones, te preocupas en ponerte de víctima de los hechos, y haces creer que el malvado mundo te hizo un daño, la responsabilidad de asumirte como un adulto es a veces tan difícil, asumir la honestidad es a veces tan sinuoso, mi experiencia como profesor me ha sido más que dura, alumnos que cometen actos de irresponsabilidad no quieren asumir lo que han hecho y al romper las reglas quieren que se les ayude y se les atenúe las consecuencias, cuando una persona es honesta y sigue lo debido se arriesga a obtener represalias, los profesores sabemos eso, hay alumnos que están disgustados irresponsablemente culpabilizan al profesor de “sus” faltas, hay que aprender a madurar, y la maduración implica aceptar los errores propios y colectivos, es asumir la responsabilidad que muchas veces nadie quiere tomar.

¿Cómo procesas en tu mente tus propias faltas?, ¿cómo afrontas las consecuencias de tus actos?, son preguntas que tienes que responder desde una perspectiva de una sana autocrítica, tienes que aprender a observar qué error cometiste en el hecho, tienes que aprender a lidiar con las cosas que ello representa en tu vida, tienes que encarar de forma madura y responsable las nefastas consecuencias que nosotros mismos nos buscamos, olvídate de querer ponerte de víctima, eso no te ayuda ni ayuda a nadie, como humanos que somos es casi normal que erremos en la vida, pero es más grandioso asumir los costos de nuestras propias cargas, nadie excepto tú mismo sabe eso, no tiene sentido hacer que otros carguen con nuestras faltas.

¿Estás dispuesto a enfrentarte de forma honesta?, ¿estas dispuesto a verte en un espejo y aceptar tus errores?, a afrontar el daño que tú mismo te infliges, o prefieres esconderte de esa dura realidad, todos cometemos actos desarmónicos en nuestras vidas, pero los verdaderos valientes las aceptan y las asumen, no lloriquean ante sus propias derrotas sino que aprenden de ellas, convierten a sus caídas en enseñanzas, y aprenden a valorar esos errores que el destino les da porque ven en ellos la oportunidad de crecer, eso que llamamos errores son sólo resultados adversos que la vida siempre proporciona, pero si no tomas su enseñanza de nada te sirven, los errores hacen de ti una persona diferente si sabes aceptar la enseñanza que encierran.

Si los errores que has cometido son demasiado fuertes y has infligido prejuicio a otras personas y éstas viven resentidas contigo lo mejor es hacer las paces mentalmente, con tan sólo tener el deseo de enmendar es tan vital para empezar la sanación interior, sanar el corazón de tus propias heridas no es fácil y lleva mucho tiempo, pero al final la paz alcanzada es y será un tesoro deseable, sanar significa hacer las paces contigo mismo, ya no debes recriminarte, lo hecho… hecho está y nada lo cambiará, así que empieza a tener otro enfoque de los errores, no los evadas asume los que tú creas y aprende a madurar a través de ellos, la vida esta compuesta de muchas cosas, por mas perfeccionista que seas siempre te encontrarás con una imperfección, aprende a ser un alma dispuesta a asumir su responsabilidad cueste lo que cueste, eso es lo que como humanos siempre debemos de hacer.


Publicado con el Título "Los errores ayudan a crecer"
En el Periodico Listin Diario de República Dominicana en
la parte "Vida" Sección "Sendero" pág. 6 del dia domingo 19 de noviembre de 2006
Publicar un comentario